Joseph Addison

“Mira en qué paz puede morir un cristiano.”

…sus últimas palabras.

“Tres cosas esenciales para ser feliz: tener algo que hacer, algo que amar y algo que esperar”.

“No hay otra virtud más grande y divina que la justicia.”

“Nada tan esencial en los negocios como ser expeditivo.”

“Nada es tan variado en la naturaleza como el cubrecabeza de una señora.”

“La lectura es para la mente lo que el ejercicio es para el cuerpo.”

“La alegría es, ante todo, fomento de la salud.”

“En verdad que el hombre no es más que una sombra, y la vida, un sueño.”

“El saber, después de la virtud, es ciertamente lo que eleva a un hombre a mayor altura que otro.”

“El hombre debe considerar siempre lo que tiene antes de lo que quiere; la infelicidad viene cuando la realidad no llega.”

“Los anuncios son de gran utilidad para los vulgares. Para empezar son instrumentos de ambición. Un hombre que no es de ninguna manera lo bastante grande para la Gazette, puede colarse fácilmente en los anuncios; de esta forma a menudo vemos a un boticario en el mismo periódico que un plenipotenciario, o un andarín con un embajador.”

“Cuando se va la libertad, la vida se vuelve insípida y pierde su gusto.”