Pocas personas son capaces de expresar con ecuanimidad opiniones que difieran de los prejuicios de su entorno social. La mayoría de las personas son aún incapaces de formar tales opiniones.