El arte del amor es en gran parte el arte de la perseverancia.