Aquí tenemos el acuerdo de Schengen, y la verdad es que durante años confiamos el uno en el otro y establecimos controles fronterizos en las fronteras exteriores de la Unión Europea. Y como fue el caso de la unión económica y monetaria, con este paso, en cuanto a la gestión del espacio Schengen, no llegamos hasta el final en términos de soluciones políticas.