Muchas mujeres en estos días, muchas mujeres jóvenes no quieren llamarse feministas. Tienes este tipo de moda barata y horrible del ‘poder femenino’, que creo que es bastante benigna en el mejor de los casos, pero en el peor, creo que es una forma de sacar la política del feminismo y convertirlo en una especie de moda.