Cualquier persona real tiene una fachada y una parte real para sí misma.