Estar en el negocio del consumidor nos ayuda a formar talento en áreas como marketing, finanzas y logística. Podemos comparar nuestro negocio de subcontratación con nuestro negocio de consumo y sus mejores prácticas.