Simplemente no se puede comparar la WWE con cualquier otra cosa cuando se trata de entretenimiento deportivo. No hay nada como la WWE, nada como esta máquina para la que estoy trabajando y para la que estoy orgulloso de trabajar.