Soy como Jane Austen: trabajo en la esquina de la mesa del comedor.