El patriotismo no nos atrae, la justicia sí. El partido no tiene peso para nosotros, el principio sí. La lealtad no tiene sentido, depende de a qué uno sea leal.