Lo bueno de Sundance es que solo aceptan un puñado de películas por año como competencia dramática, así que cuando vas a Sundance sabes que vas a ver proyectos de alta calidad.