Odio los musicales. Ahí lo dije.