Vivo una buena vida, pero una vida bastante sencilla. Solo guardo todo mi dinero debajo de mi colchón. Mi esposa y yo viajamos y compré el auto de mis sueños, el Cobra.