Las grandes historias necesitan intereses humanos.