Siempre que la gente me pregunta cuál es la historia de mi próxima película, no la cuento y la gente siente que es porque estoy siendo reservado o algo así, pero en realidad es porque me da vergüenza resumir una película en tres frases.