A veces, cuando fallas, te da la oportunidad de aumentar la motivación y ser más intenso en tu entrenamiento.