Cuando era muy joven, el equipo nacional femenino no estaba en un gran escenario mediático, por lo que mis modelos a seguir eran los jugadores masculinos de baloncesto y fútbol americano.