Cuando estaba en la universidad, aprendí a cuidar realmente mi cuerpo y descubrí qué funciona mejor para mí y qué no funciona para mí cuando se trata de mi nutrición. Eso ayudó mucho en el campo porque el fútbol es un juego muy orientado al fitness.