Para cualquier atleta que crece, los Juegos Olímpicos son lo único que ve con su familia y es lo único con lo que sueña. Ver izar la bandera de tu país mientras obtienes una medalla de oro es lo mejor que puedes lograr.