Cuando intentamos ir más allá, hay ciertos sectores de la sociedad que dicen que esto es un complot sionista para desestabilizar nuestro país, o que es una agenda estadounidense.