Tienes que entender que no estás haciendo la película por ti mismo, la estás haciendo para la audiencia. Si le pido a mi público que compre boletos, les debo el valor de su dinero y les debo entretenimiento.