Es una cualidad de las revoluciones no seguir viejas líneas o viejas leyes, sino romper ambas y hacer nuevas.