Espero mantenerme lo suficientemente firme como para no retroceder y, sin embargo, no avanzar lo suficientemente rápido como para arruinar la causa del país.