El primer principio de una sociedad libre es un flujo ilimitado de palabras en un foro abierto.