El objetivo de mi trabajo es dejar en claro que todos los jóvenes pueden hacer que sucedan «grandes milagros».