Siempre es una buena idea dejar que la audiencia tome sus propias decisiones.