Todo nace de la experiencia humana, por supuesto: rechazo, humillación, pobreza, lo que sea. La gente no nace mal, no importa cuán duras sean las circunstancias. Hay una persona ahí, y esa persona no está hecha de hielo.