No puedo controlar lo que es justo e injusto. No puedo controlar la naturaleza del negocio o la naturaleza de la sociedad o la naturaleza del mundo, pero lo que puedo controlar es cómo elijo ver el mundo y qué elijo poner en él.