Para que conste, soy un adicto al trabajo clínico.