En nuestra sociedad, dejar al bebé con papá es solo un paso por encima de dejar que los niños sean criados por lobos o simios.