Es posible que busquemos una fortuna sin más motivo que asegurarnos el respeto y la atención de personas que, de otro modo, mirarían directamente a través de nosotros.