Realmente siento que mi objetivo, y no siempre lo logro, es hacer el mejor trabajo que pueda y mantenerme al margen de los resultados. Porque en última instancia, el resultado no es de lo que se trata el trabajo. Hay otras personas cuyo trabajo es centrarse en esos resultados y maximizarlos, y eso es genial. Déjalos hacer su trabajo.