Amarte a ti mismo ahora mismo, tal como eres, es darte el cielo. No espere hasta morir. Si espera, muere ahora. Si amas, vives ahora.