El enfoque central de lo que estamos haciendo en la Fed es evitar que la inflación se acelere y, preferiblemente, se desacelere.