Hay ganadores y perdedores. Y por mucho que nos gustaría ayudar a los perdedores, si lo hacemos de la manera que dirige el capital limitado de la sociedad para apoyar las partes de la economía de baja productividad, significa que el resto de la economía – nuestro estándar general de vivir – no aumentará tanto como podría.