La diplomacia es realmente mucho menos importante que los movimientos de las acciones dentro de Rusia.