Lo que hace un sistema monetario sólido es estabilizar todos sus elementos y reducir la incertidumbre a la que se enfrentan las personas. Y lo único que hacen todos los seres humanos cuando se enfrentan a la incertidumbre es retroceder, retirarse, desconectarse, y eso significa que la actividad económica, que en realidad trata con la gente, simplemente va hacia abajo.