A menos que contamos historias sobre nosotros mismos, que es todo lo que es el teatro, estamos en serios problemas.