Y es una necesidad humana que te cuenten historias. Cuanto más estamos gobernados por idiotas y no tenemos control sobre nuestro destino, más necesitamos contarnos historias sobre quiénes somos, por qué somos, de dónde venimos y qué podría ser posible.