Mi hijo tenía cinco meses y construí un estudio improvisado en mi sala de estar para poder hacer el enfoque de paternidad con apego y escribir el disco al mismo tiempo. Eso fue fortuito, que pudiéramos construir eso en la casa.