Sigo disfrutando de una copa de vino o chocolate; las golosinas son obligatorias. Sin desviarme de la dieta saludable del día a día de vez en cuando, no sería sostenible para mí, y eso es lo que quería: un enfoque de la alimentación que dure toda mi vida.