Veo mi cuerpo como un instrumento, más que como un adorno.