Hacer frente a las exigencias de la vida cotidiana sería sumamente difícil si se pudiera llegar a soluciones a los problemas sólo mediante la realización real de las opciones posibles y sufriendo las consecuencias.