Osama bin Laden caracterizó sus actividades terroristas como «jihad defensiva», provocada por «infieles libertinos» empeñados en esclavizar al mundo musulmán. La industria del plomo culpó a los ‘padres ignorantes’ por aplicar pintura con plomo a los muebles juveniles.