Los hombres están convencidos de tus argumentos, tu sinceridad y la seriedad de tus esfuerzos solo por tu muerte.