Los mártires, amigo mío, tienen que elegir entre ser olvidados, burlados o usados. En cuanto a ser entendido, nunca.