Para asegurar la adoración de un teorema durante cualquier período de tiempo, la fe no es suficiente, también se necesita una fuerza policial.