Dios siempre toma el camino más sencillo.