El diablo ha impuesto un castigo a todas las cosas que disfrutamos en la vida. O sufrimos en la salud o sufrimos en el alma o engordamos.