El hombre de ciencia es un pobre filósofo.